ante la ausencia de rctv y la decadencia de las telenovelas venezolanas, nuestras estrellas se rebuscan con el teatro.