La pionera
Ya es archiconocida en la escena electrónica local como Dj Guadalupe o Lupita Plata. Su nombre es Thaís Elena Chirinos Serrano y es egresada de la Escuela de Psicología de la Universidad Central de Venezuela con un par de pasantías como psicoterapeuta en el Hospital J.M. de los Ríos y el Hospital Psiquiátrico de Sebucán.

Su experiencia laboral acumula, además, una importante trayectoria dentro de las artes visuales como realizadora de guiones, productora, directora de arte y musicalizadora de cortometrajes, telenovelas, obras de teatro, programas televisivos de entretenimiento y eventos de moda. Reconoce con naturalidad que, en efecto, ella fue la primera mujer venezolana a la que se le ocurrió usar el discplay.

“Puede haber mucha gente que piense que los hombres son mejores que las mujeres en esto, pero yo aquí en el país me siento muy respetada. Aunque debo admitir que, al principio, la gente me veía de manera un poco extraña por mi oficio. Conseguía contrataciones gracias a amigos que admiraban mi trabajo y me querían para toques en distintos eventos. Nunca lo estudié formalmente; de hecho, no tengo equipos, me gusta experimentar con varios para sorprenderme y sorprender al público. Ya no sólo soy Dj sino diseñadora de ambientes musicales. Mi interés, ahora, es por el espacio arquitectónico que voy a musicalizar, que puede ser el de una experiencia gastronómica o el de la inauguración de una exposición en un algún museo o galería. Sigo una línea de trabajo basada en una tendencia que se llama ‘delirio latino’, compuesta de mambos electrónicos, vallenato electro y salsa acústica. Pero esto no quiere decir que yo excluya al disco music, por ejemplo.

“Sí creo que hay mucha gente que hace esto por moda, pero esa moda, a veces, es tan efímera como duradera, en todo caso me parece bueno que se esté dando”.