Esta chica tuvo un problema de cáncer en los huesos. Tuvo que ser intervenida en la pelvis. Como consecuencia quedo con una rara afectación. Puede doblar su pierna 180 grados. Es muy escalofriante verlo pues uno cree que le debe de doler, aunque no le crea ningún problema hacerlo.