El FC Lenzburg, equipo de las divisiones regionales del fútbol suizo, se encuentra en medio de un escándalo sexual debido a una desfrenada fiesta que celebró su plantilla tras la obtención del título liguero.


Según el diario Blick, la masajista del club, de 41 años, fue la protagonista de la historia al practicarle una felación a un jugador de 20 años ante la mirada del resto del equipo que había armado un círculo alrededor de la escena aplaudiendo el acto.


Todo quedó registrado en un video, que llegó en manos del presidente del FC Lenzburg, quien no dudó en despedir a Carmen y castigar a los futbolistas involucrados. “El despido ha sido decidido por la junta. Los jugadores han sido sancionados internamente. No podíamos despedir la mitad del equipo”, dijo el mandamás Ulrich Buder.


Por su parte, la masajita confesó que no recuerda lo ocurrido y que se retirará del mundo del fútbol pese a tener ofertas de otros cuatro clubes. “Alguien tenía que asumir la culpa por lo que pasó, yo he sido la elegida, la víctima más fácil. Fue todo muy desagradable. La fiesta estaba fuera de control. No recuerdo lo que pasó”, señaló.